sábado, 10 de agosto de 2013

Mustafá


de Armando Discépolo, 
los domingos a las 19hs 
en el teatro Espacio Abierto, 
Pje Carabelas 255.

Conocí AracaGrup Compañia Teatral cuando estrenaron en el IFT El petiso orejudo, obra acerca de Santos Godino. En esa oportunidad valoré el intenso trabajo actoral y de dirección que permitió a estos jóvenes presentarse en una sala emblemática*. Ahora, es la puesta del sainete de Armando Discépolo y Rafael José de Rosa estrenado en 1921, la que los hace merecedores de los más altos elogios de crítica y público.
En Mustafá se evoca el conventillo, sus amores y desamores, sus peleas y traiciones. Aunque, conversando con el turco que da título a la pieza, un personaje sostiene que es amistoso el clima de la comunidad: “E lo lindo ese que en medio de esto batifondo nel conventillo todo ese armonía, todo se entiéndano: ruso co japonese; francese con tedesco; italiano co africano; gallego co marrueco. ¿A qué parte del mondo se entiéndono como acá: catalane co españole, andaluce co madrileño, napoletano co genovese, romañolo co calabrese? A nenguna parte. Este e no paraíso. Ese ne jauja. ¡Ne queremo todo!”.
Así, con este lenguaje deliciosamente inmigrante, ilustran acerca de una época de nuestro país y de sentimientos que perduran. Ayer como hoy, existieron la mentira, la nostalgia, la desgracia, y el destino que hace que todo se resuelva en forma inesperada.
Felicitaciones a los actores, a su Directora, Basia Fiedorowicz, y al Coordinador Artístico, Adrián Cardoso -quien encarna al mismo tiempo al turco -, por su denodado esfuerzo, por su voluntad de acercar a las nuevas generaciones personajes y textos que seguramente no conocen, y que se les hacen atractivos en la voz y la magia de este grupo destinado a cosechar triunfos.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.