jueves, 27 de septiembre de 2012

Inmigración y Literatura Infantil y Juvenil

por María González Rouco

prólogo de Cristina Pizarro
contratapa de Germán Cáceres
auspicio de la Academia Argentina de Literatura Infantil y Juvenil,
por Paulina Uviña
obra de portada Ida De Vincenzo
Buenos Aires, El Escriba, 2012

En este trabajo, publicado originalmente en Monografias.com, me refiero a muchos de los libros escritos para niños y jóvenes por autores argentinos, en los que aparecen la inmigración o el exilio a nuestro país. La edición de estas obras - y la utilización de algunas de ellas en la enseñanza - nos habla de la voluntad de transmitir a las nuevas generaciones testimonios valiosos acerca de ese aspecto de la historia y el presente de nuestra nación, al tiempo que se las inicia en la lectura de páginas estéticamente logradas.

Obras reseñadas: Los tiempos de los inmigrantes, La gran inmigración, El pequeño obispo, Memorias de Vladimir, El alma al diablo, Dimitri en la tormenta, Stèfano, Como si no hubiera que cruzar el mar, El juramento de los Centenera, Presagio de Carnaval, El pan de la serpiente, Cuentos de la bobe, Carlitos Gardel, "Josefina en el retrato", “Hombre de recursos”, Los viejos cuentos de la Tía Maggie, "No hagan olas", "Mi búho", "Un bandoneón vivo", Benjamino, Historias de inmigrantes, Cuentan en la Patagonia, “El ovillo del destino”, Mis Abuelos También Lo Cuentan.


presentación: 4 de octubre de 2012, 18 hs.

Descendiente de gallegos y de lombardos, María González Rouco nació en Buenos Aires en 1960. Cursó estudios en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de dicha ciudad, de la que egresó con los títulos de Licenciada en Letras (1984) y Profesora en Letras (1983). Periodista matriculada, colaboró en diarios, revistas y sitios de la Argentina y el exterior. Es Autora Destacada en Monografias.com, sitio en el que están publicados su libro Inmigración y Literatura (2006) y las series Visiones del inmigrante (2003), Inmigrantes y Exiliados Destacados (2003) y Colectividades Argentinas (2003). Fue distinguida con el Diploma de Honor y Medalla de Oro en el Concurso Literario convocado por la Federación de Sociedades Españolas y la Asociación Patriótica y Cultural Española de Argentina (2010), el Primer Premio de la Editorial Magisterio del Río de la Plata (1991) y otros. Es Directora de Prensa de la Federación de Sociedades Españolas de la Argentina y Vocal de la Comisión de Cultura del Club Español de Buenos Aires. Integró la Subcomisión de Prensa de la Academia Argentina de Literatura Infantil y Juvenil y la Secretaría de Redacción de la revista el gRillo. Coordina el Area de Comunicación del Colegio Nº 18, DE 18, "Dr. Larroque".

lunes, 17 de septiembre de 2012

Nuevo libro de José García


JUEVES 27 DE SEPTIEMBRE a las 19 Hs.
MUSEO DE ARTE ESPAÑOL "ENRIQUE LARRETA"
JURAMENTO 2291-C.A.B.A.

Conferencia y presentación de libro de René Krüger


Ay Camila!


de Cristina Escofet

Desde el 23 de septiembre – domingos 21hs

Pan y Arte: Boedo 876
Reservas Tel. 4957-6922 – Localidades $ 50

ACTRIZ: CORINA BITSHMAN.

PRODUCCION: GRUPO ESTIGMA

DISEÑO ESCENOGRAFIA Y VESTUARIO: LUISA GIAMBRONI

MUSICA ORIGINAL Y DIRECCION VOCAL: SERGIO ALEM

ASISTENTE DIRECCION: ESTEBAN GONZALEZ

DIRECCION Y PUESTA EN ESCENA: CRISTINA ESCOFET

Ay Camila!. Es un monólogo teatral, dividido en 13 momentos: 14 de agosto de 1848; Perros muertos; La primera vez; Mi abuela; La Virgen ; Yo; Uladislao; Mi vulva; Caracol; El Agua; Culpable; Los grilletes; Mi Gutierrez.
Dichos momentos, son instancias en la evocación “fantasmal” que el espíritu de Camila 0’Gorman “vive” en un laberinto donde el tiempo y el no tiempo se funden en forma laberíntica. El espíritu evoca su realidad : La de una muchacha condenada a muerte por amar lo prohibido, y vive en forma de ensoñación lo que fue, lo que pudo haber sido y no fue, desde su amor por Uladislao y el niño que lleva en su vientre hasta lo que imagina como mundo de resistencia. El mundo interno de Camila, es recreado desde sus vísceras, su ironía, la ternura, la bronca, la insolencia y desde el canto, como forma de trascender su propio relato.

Criticas:
Por Azucena Ester Joffe y María de los Angeles Sánz



Crítica

UN ESCENARIO PROPIO 

(LAS MUJERES, LA ESCENA , EL TEATRO)

El abordaje de lo histórico en la construcción de la escena teatral

Un escenario propio: Género, teatro e historia: Un espacio de creatividad y reflexión. Directoras: Roxana Randón, Cristina Escofet y Teresa Gatto

Facebook: Escenario Propio Mujer Teatro

sábado, 15 de septiembre de 2012

Reconocimiento a TADRÓN TEATRO


POR RESOLUCIÓN DE LA LEGISLATURA DE LA CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES E INICIATIVA DE LA DIPUTADA SUSANA RINALDI SE ENTREGARÁ A TADRÓN TEATRO UN RECONOCIMIENTO EN SU BÚSQUEDA DE JUSTICIA POR EL GENOCIDIO ARMENIO Y SU LABOR CULTURAL EN EL 15º ANIVERSARIO DE SU CREACIÓN.

El acto contará con la presencia del Embajador Vahakn Melikian de la República de Armenia en Argentina y de la Sra. Diputada Susana Rinaldi

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires reconoce a Tadrón Teatro por ser uno de los espacios emblemáticos de la producción escénica, investigación, compromiso ideológico y vínculo entre las culturas de la República Argentina y la República Armenia.
En el desarrollo del acto se entregará a Herminia Jensezián, Directora Artística de Tadrón Teatro, una plaqueta cuyas líneas sintetizan el espíritu de esta prestigiosa mención: “Al Teatro Tadrón en reconocimiento a su búsqueda de Justicia por el genocidio armenio y su labor cultural en el 15° aniversario de su creación”. 
Durante el acto, tomarán la palabra: el Embajador Vahakn Melikian de la República de Armenia en Argentina; la Diputada Susana Rinaldi, el Interventor del INADI, Sr. Pedro Mouratian; y el actor Manuel Callau.
Con la participación especial de Ana María Cores y Malena Solda.
El público asistente podrá apreciar escenas de obras producidas en TADRÓN e interpretadas por: Florencia Berthold, Iván Espeche, Héctor Fernández Rubio, Daniel Dibiasse, Alejandra Colunga, Mariano Karamanian, Juan Manuel Bevacqua, Charly Arzulian. Y se contará con la participación de los Conjuntos de Danzas Armenias "Nairi" y "Shirag" de HOM. 
Además, se anunciará la inauguración de la Muestra Permanente del Archivo de Gastón Breyer y se hará referencia al espacio “Un café con los artistas” y a la entrega de los reconocimientos en el marco de “15 años – 15 notables”, actividades vinculadas a las celebraciones por los primeros quince años de existencia de la sala. 
Inaugurado en noviembre de 1996, Tadron Teatro ha desarrollado una nutrida tarea de creación artística y compromiso ideológico. El Ciclo de Teatro x la Justicia es una de las actividades referenciales de este espacio cultural como una constante, que se propone año tras año tratar el tema de la Justicia y los Derechos Humanos desde el teatro. 

Reconocimiento a TADRÓN TEATRO por resolución de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires 

- 21 DE SEPTIEMBRE 18.30 HS.-
Se servirá un brindis de bienvenida.
TADRÓN TEATRO 
(Niceto Vega 4802, CABA)
Informes: 4777-7976
INGRESO LIBRE

martes, 4 de septiembre de 2012

UNA HISTORIA DIFERENTE

en el Día del Inmigrante

Ante la falta de trabajo y la garra del hambre imperante en la Europa de 1913, muchas fueron las familias, cuyos hombres se aventuraron a probar suerte en América. Y eso fue justamente lo que había sucedido con su padre, partió un día rumbo a Centroamérica y después de una escasa y esporádica correspondencia, no se supo nada más de él. En vano fueron los esfuerzos y averiguaciones llevados a cabo por la familia, era como si el Caribe se lo hubiera tragado. 
En consecuencia, cuando toda su familia materna decidió emigrar hacia Buenos Aires desde Barcelona, su madre, juntó las escasas pertenencias y con él, de tan solo dos años, se embarcó hacia el Río de la Plata. Dura fue la travesía y los fuertes vientos hacían de la embarcación, un juguete de titanes. 
Llegaron a la “Reina del Plata” y fueron a vivir a una habitación de una de esas casas grandes, que a raíz de su deterioro se convirtieron en los llamados” conventillos. Todos los inquilinos compartían el baño y se turnaban para cocinar. 
Su madre, una zaragozana limpia y esforzada, no tardó en conseguir trabajo como planchadora, y así fue creciendo Pepito, con su cuerpecito casi famélico y sus ojazos color miel. Iba al colegio, sin faltar un día, a pesar de no haber podido cenar, más de una vez y que cuando arreciaba el invierno, debajo del guardapolvito, sólo asomaba una gastada camiseta. 
Pasaron los años y pese a las burlas de sus vecinos y familiares, tratando de disuadirlo, de tratar de convencerlo de que él sólo podría acceder a las labores de sus ancestros, Pepito a la par de trabajar como mandadero, terminó el secundario en el “ Carlos Pellegrini”, aunque no eran justamente los números ni el comercio, los temas que lo fascinaban. 
Y así siguió su lucha, con denodado esfuerzo. Su accionar era digno de un hijo de Esparta: pudo emplearse como perito mercantil, y allí sí, se encaminó a lo que realmente le gustaba, siguió una carrera universitaria en la UBA, dentro de las ciencias médicas, y en sus escasos momentos libres, practicaba gimnasia y deportes disciplinas estas que lo hicieron poseedor, pese a su baja estatura, de un cuerpo erguido y armonioso. Pepe, tal como lo nombraba su familia, era un joven apuesto y chistoso, de hermosos ojos ambarinos, en cuyo interior se escondía… una profunda sombra de dolor. 
Durante todo ese lapso de tiempo, la vida lo golpeó duramente con situaciones no buscadas que lo marcaron a fuego y no llegaron jamás a cicatrizarse. 
Estaba aún en la facultad, cuando decidió hacerse ciudadano argentino, no por renegar de sus raíces, ni en aras de obtener beneficio alguno, sino como una prueba de agradecimiento hacia la tierra que le había brindado tantas oportunidades y lo había cobijado bajo su bandera. 
Fue justamente en eso días de estudiante que conoció a la mujer de su vida con la cual se casó, después de estar ambos recibidos de kinesiólogos. A los dos les iba muy bien en su profesión, tenían trabajos seguros y bien remunerados, aparte de los pacientes particulares. Pero siempre, en el consultorio ubicado en la casona donde habitaban, se sucedía una permanente peregrinación de vecinos traumatizados o doloridos, a los cuales, nunca se les cobró. 
Unos años después tuvieron una niña, a quien Pepe amó y cuidó, tal vez… en demasía. Quizá por eso era, su enfermizo desvelo por protegerla. Pero pese a ser hija única, la educó esparnadamente, pues la pequeña debía ser dura, por si la vida la golpeaba como lo había hecho con él, pero también humilde, para saber hablar con amabilidad, fuera quien fuera su interlocutor y a tener respeto y cariño por el poseedor de capacidades diferentes. 
¡ No era fácil tenerlo de papá, con su carácter férreo y su escasa comprensión para el error! 
Pasó el tiempo y con su esposa, llegaron a cumplir muchos años de casados. Sus enojos y mal carácter eran inaguantables para su hija, que no comprendía cómo su padre, en vez de valorar las cosas buenas, que habían sido muchísimas después de casarse, retorcía su pensamiento recreando todo aquello que lo había azotado durante su niñez y juventud. 
Con los años, tuvo severos problemas de salud, de los que salió airoso. Pero un día, ya mayores, comenzó a apagarse la llama en la vida de su esposa. Y esa mujer poco común, independiente y activa, con la cual tenía unos cortocircuitos de novela, dejó de ser ella, debido a un ACV, y su fuego, indefectiblemente se extinguió un mes y medio después. Fue tremendamente doloroso escucharlo despedirse con un:- Adiós amor de mi vida_ 
A los nueve días de haber ocurrido esto, su hija que para alegrarlo un poco, junto al desayuno le llevaba la invitación a la presentación de su primer libro, lo encontró tirado en el piso del baño, ya sin pulso. Indiscutiblemente, el “ Amor de su vida” lo había venido a buscar. ¡ Y pese al tremendo dolor que le causaba, ella sabía que para él… era lo mejor que podía sucederle! 
Esta es la historia, tal vez diferente, de un inmigrante que, trabajó denodadamente haciendo Patria, para devolverle a esta noble Tierra lo que en él había invertido. De ese catalán que se emocionaba al escuchar nuestro Himno Nacional, que sentía propio. Que respetó y honró a la “Celeste y Blanca” con su esfuerzo fecundo. De aquel que vivió con el mayor sentido del honor y de la ética, y… que por sobre todo, siempre fue fiel a su palabra y a sus principios. 
Ahora… después de casi, diez años de su ausencia, quien disentía con él por su pesimismo y sus enojos, ….Esa, a quien la vida fustigó sin piedad… Comprendiendo que no hubiera podido tenerse en pie ante los vendavales, si él no le hubiera dado ese temple de toledano acero… y que no hubiera cosechado tanto amor de no ser por la alteridad que le enseñó a practicar, orgullosa de sus genes… le dice, para que “el Pepe”, como cariñosamente lo llamaba, lo escuche en el más allá: 
_ Por la dignidad y los valores que me legaste… 
¡¡¡Gracias Papá!!!_ 

Ana María Sanchis 

SEGUNDO PREMIO- CUENTO- Mayores- 
CLUB DE LEONES BUENOS AIRES LINIERS- 
JUNTA DE ESTUDIOS HISTÓRICOS DEL BARRIO DE LINIERS- 
“Historias de Inmigrantes” 
Junio de 2011

ME CAGO EN EL BARCO QUE ME TRAJO

Estamos a tiempo de vivir este momento
ese rato donde nadie sabe ni como encarar
dicen que es en vano preguntarse cómo hacer
para pertenecer y ver el sol apagarse
a mi qué más me da
soy más terco que la luz de la mañana
y mis pájaros se hartaron de cantar
siempre la misma canción

El plan no es perfecto pero el tiempo corre lento
un círculo vicioso en el cual cada esquina lastima como si existiera
me pregunto y me contesto cómo hacer que el zumbido se duerma
dejando de llorar
o maldiciendo hasta al barco que me trajo
y a sus miles de felices pasajeros
que suspiran desde el cielo