viernes, 30 de marzo de 2012

A galopar...


Un viaje al Siglo de Oro y la República Española.

Unipersonal de Hugo Ponce con textos medievales, renacentistas y canciones republicanas de Paco Ibañez.
La vigorosa pluma, académica y procaz, del Arcipreste de Hita. La arrobadora belleza del romancero anónimo y los maestros del siglo de oro español. La trágica tinta republicana de Lorca, Hernandez, Alberti, Cernuda, Goytisolo, Celaya, de Otero, León Felipe. La risa y el llanto, la sorna picaresca y el verbo combativo en un homenaje íntimo, austero y necesario para una de las columnas castellanas de la canción de autor: Paco Ibañez.
Hugo Ponce: canto y actuación / Damián Gonzalez: guitarra. Ana Ruhl: asistencia técnica / Humberto Lío: dirección
















El viernes 30 fue la última función de esta obra, declarada de interés cultural por la Municipalidad del Partido de General Pueyrredón. La misma se llevó a cabo en el Centro Cultural Raíces porteño y contó con la presencia de Jorge Hacker; anteriormente se había presentado en localidades de la provincia de Buenos Aires. 
Se trata de un unipersonal de Hugo Ponce con textos medievales, renacentistas y canciones republicanas de Paco Ibañez, acompañado en guitarra por Damián González. 
Acerca de su argumento, comenta el protagonista: "Algún lugar de España, alrededor del año 1500. Un pícaro juglar pide albergue en casa de unos señores; a cambio, ofrece sus glosas y cantares durante la cena; estas canciones tienen textos del Arcipreste de Hita, de los maestros del siglo de oro español San Juan de la Cruz y Francisco de Quevedo, del romancero anónimo español y de Samaniego. En la segunda parte, el personaje muta en un español republicano que, huyendo del franquismo, pasa su última noche en España antes de cruzar la frontera. Aquí se aborda un corpus de canciones trágicas y de esperanza, con textos de Lorca, Hernandez, Alberti, Cernuda, Goytisolo, Celaya, de Otero y León Felipe". 
Hugo Ponce es cantante, actor, profesor de canto y preparador vocal de coros. Como tenor solista y cantante de cámara se ha presentado en distintas salas del país y del extranjero. En 2009 fue nominado al premio Estrella de Mar por la presentación de su disco “Quiera la mar…”. Es integrante del Coro Estable del Teatro Argentino de La Plata. 
Damián Gonzalez comenzó sus estudios de música y guitarra a los ocho años de edad en la Escuela de Bellas Artes Carlos Morel de la ciudad de Quilmes. Desde los dieciocho años se dedica profesionalmente a acompañar cantantes, participar en bandas y grabaciones. Actualmente se desempeña en la docencia. 
Actor y músico se complementan, ofreciendo un espectáculo de primer nivel, en el que ambos se lucen por igual. Talentosos en lo suyo, son capaces de mostrar asimismo su costado cómico. Con simpatía, crean un clima que los acerca a quienes los escuchan, una saludable complicidad entre ellos y el público. 
Los dirige Humberto Lío, actor y director con numerosas obras en su carrera, y los asiste muy eficientemente en técnica, producción de arte, vestuario y fotografía, Ana María Ruhl, que se desempeña a la vez como encargada de prensa y RRPP. 
El resultado de esta suma de voluntades es una obra que nos hace sonreir en la primera parte, con ese juglar que anda los caminos seduciendo a las señoras, que se conforma con poco, y es de a ratos zafado en sus relatos. En la segunda parte no hay espacio para sonrisas. Todo es tristeza, por el pasado que se fue, por el futuro que se presenta amenazante, por la tierra que hay que dejar. 
Basado en textos emblemáticos de la literatura hispana y en las canciones de Ibañez, el unipersonal conmueve con la fuerza de lo que está bien hecho, con entusiasmo y con idoneidad. 
Felicitaciones para ellos, por poner al alcance del público poemas que hay que conocer o recordar, y por mostrar que, en las buenas y en las malas, la cultura española es siempre deslumbrante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.