martes, 20 de diciembre de 2011

UN POCO ME MOLESTA PERO UN POCO NO

ESTRENO VIERNES 20 DE ENERO 21.30HS


Unipersonal escrito e interpretado por Pablo Picotto

Ganador Premio Mundo T MEJOR ACTOR EN COMEDIA

por El mundo ha vivido equivocado

Dirección artística Ricardo Rodriguez Miro

(director de "El Mundo ha Vivido Equivocado", entre otras)

Dirección General CARLOS BELLOSO

Paseo La Plaza - Sala Julio Cortazar
Av. Corrientes 1660 – C.A.B.A.

Funciones Viernes 21.30hs

Localidades $ 50 

“UN POCO ME MOLESTA PERO UN POCO NO” es una comedia que recorre la vida de cada integrante de una disparatada familia argentina, transitando con humor, ironía y reflexión las personalidades de cada uno de ellos, recurriendo a la identificación de situaciones.

Producción: Germán García

Corrección de textos: Nancy Gay

Escenografía: Julia Isnardi

Vestuario: Julia Isnardi y Nancy Gay

Fotos y maquillaje: Gabriel Tomasso y Nancy Gay para Mirá Pajaritos 

Diseño de gráfica: Labate Saccol

El show recorre en sus personajes el imaginario poético de gente común y corriente y desarrolla con humor las anécdotas de cada personaje llevándolas al delirio. Así se pueden ver a las reflexiones de Edith, una abnegada madre, ama de casa, que quiere hacer algo de su vida pero no sabe que; por eso de todo piensa lo mismo: “Un poco me molesta pero un poco no”. Acompañada de su marido Gerardo, dueño de una ferretería en la que los clientes se le enojan. Ambos son los padres del pequeño Niño, quien usa el lavarropas de nave espacial, Ramiro, el hermano Rastafari que asegura poder entender a Dios y Melanie, la hermana que al borde de un ataque de nervios sobrevive a su trabajo en un call center. Todo ante la atenta mirada de Nicola, un abuelo que habla en cocoliche y espera que venga su novia tomando amaretto 
Un espectáculo para emocionarse, reflexionar y sentirse identificado, para verlo, oírlo y recordarlo pero sobre todo, un espectáculo hecho para reírse mucho

(información de prensa)

Una familia argentina como tantas, es la que evoca Pablo Picotto en esta obra. Con evidente sentido crítico, con horas de observación, es que crea cada uno de los seis personajes, unos más queribles que otros, pero todos logradísimos. A lo largo del unipersonal advertimos cómo, en tres generaciones, la historia no es la misma; las diferencias son abismales. Sin embargo, hay un ser que logra estar siempre vigente: el abuelo italiano. Cuando el padre y la madre, ocupados en lo suyo, se envían de uno a otro al pequeño Nino, es el abuelo quien lo contiene y quien juega con el chico a los Power Rangers. Y es el abuelo quien crea, junto al nieto mayor, unos mandamientos que sustituyen a los de la religión católica y tienen como base una premisa a la que muchos adherimos.
¿Qué decir del vestuario y la escenografía? Simplemente, excelentes. ¿De dónde habrán sacado el deshabillé de matelassé que se usaba en la década del 60? Hacía años que no veía uno... Ni hablar del lavarropas redondo, el que desbordaba cada vez que se descuidaban. Y hay más.
Con acidez, con ternura, Pablo encarna a cada uno de estos personajes tan reales, tan vistos una y otra vez la vida cotidiana. Su versatilidad al actuar y su originalidad al escribir, permiten augurar para él nuevos premios. Además - doy fe -, no exageraron: nos reímos muchísimo!!!

2 comentarios:

  1. María, Es un placer haber llegado hasta aquí por invitación de nuestra querida amiga Ida de Vincenzo. Un fuerte abrazo y un MUY FELIZ AÑO!!! Seguiremos en contacto...

    ResponderEliminar
  2. Fui y la verdad que me hizo recordar y reir.muy buena!!!!seguiremos compartiendo momento tan agradables. muchas gracias por la invitacion.y a todas por su amistad y cariño. un abrazo. ida

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.