miércoles, 12 de octubre de 2011

Inmigración

Paredes
desvestidas
cobijan

Aunque
asientan
la desolación

Encaramadas al espanto
rememoran
el exilio


Ana Romano (Córdoba, 1944) Profesora de Francés. Obtuvo premios y menciones en certámenes literarios e integró varias antologías. Participó en talleres de poesía coordinados por Fernando Molle, Walter Cassara, Hernán A. Isnardi y en la actualidad con Rolando Revagliatti. Ha publicado un libro de poemas: De los insolentes fantasmas (Vela al Viento, Argentina, 2010).
Mis padres eran argentinos, mis abuelos de parte de mi padre españoles y de parte de mi madre madre vasco-francés y español.
Mi abuelo materno era escritor. Vicente Arteaga y se casó con mi abuela 20 años menor que él. Mi abuela hablaba el patua, es un dialecto francés. Mi abuelo paterno era de la aristocracia y el padre lo desheredó cuando se enamoró de mi abuela que vivía en el campo y era humilde. Mi abuela bailaba y cantaba flamenco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.