lunes, 9 de mayo de 2011

Heredad

Yo soy nieta de inmigrantes,
en mis venas corre sangre
de la España que dejaron
aquellos que se marcharon
buscando anclar sus anhelos
en este lejano suelo,
en donde hoy amanezco.
Yo soy nieta de inmigrantes,
mi abuelo dejó en Galicia
su historia y sus afectos.
Por eso mis ojos tienen
la inmensidad del océano,
donde se pierden mis sueños
que regresan por las noches
buscando quizá consuelo,
de saber que aquí quedaron
dormidos con sus desvelos,
que transitan por mi piel
y unidos están en mis huesos
con la ausencia de sus dueños.
Que un día prometieron,
e imaginaron regresos
a su tierra tan amada
por donde voy y presiento
esa esencia donde a veces
escucho voces y rezos
pero tan solo yo tengo,
los ojos hondos perdidos,
la inmensidad del océano.
Y una tristeza infinita
de aldeas y sueños muertos
donde se quedó dormido
mi abuelo con sus anhelos

María Cristina Cordido
Azul, Provincia de Buenos Aires

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.