sábado, 12 de marzo de 2011

Demora

El mar es llanura displicente
visión undosa espesada ante el sol
a imagen de tardía memoria.

Dispone con audacia de mi nombre
y su llamada insiste
salobre y cabrilleante.

Pero una voz me advierte pesarosa
y el mar está al acecho
              y ahora muy cercano.

Ninguno repara en mi demora
porque no hay quien responda
             y el que mira enceguece.

JULIO BEPRÉ

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.