miércoles, 25 de febrero de 2009

ALLI

Estas son cosas crepusculares 
visiones de la madrugada.
Paul Verlaine.

Por eso plantamos la casa 
Junto al río  
oscuro. 
Para borrar la huella del recuerdo. 
No fue la ceguera de la orilla 
fue el destierro 
la niebla 
las chapas coloreadas 
un vientre de la sangre nueva. 
Buscamos la cadencia del mar 
Y sin embargo 
Ansiamos la quietud 
final del horizonte. 
Solo el azul en los ojos 
tenían las valijas 
la mañana en margellina, 
la luna en Piedigrotta 
esa congoja 
que a veces el viento, 
vaciaba con un golpe 
la nostalgia. 

Julián del Campo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.