martes, 12 de febrero de 2008

Inmigrantes

Desde Beirut a la Argentina...

Imagino a mi abuela
junto a los susurros de las noches
entre bombas...,
y de golpe corriendo detrás de un barco 
hacia América para dejar muy lejos a Beirut,
su última estrella. 
Ordenando la confusión de la huída...
tan joven ... tan bella.

Evoco sus primeros años en el Líbano.

Sus cejas fruncidas como un ovillo de hilo,
ojos grandes y negros,
su sonrisa tímida y escondida detrás de un velo.
Con ropa de fiesta y manos de obrera
y un pañuelo en la mano para secar
las lágrimas... de Beirut aquel mar de escombros.

Marga Seoane

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.