lunes, 25 de octubre de 2004

HOMENAJE AL INMIGRANTE

Sí, y fueron valientes, mares de por medio
sus raices quedaron
más, no vacilaron, fijo en sus mentes un
mapa brillaba, Argentina.
Abriendose en abanico, ancha y hermosa
Argentina los cobijó
idiomas extraños, se entremezclaban, un fin
lo mismo pedian, trabajo.
Santa palabra, páz, trabajo, hogar,
sus norte marcaban
su equipaje, la fé, la voluntad como arma
la fortuna, sus manos.

Betina Villaverde