lunes, 20 de noviembre de 2000

Poemas con ingleses

En el Martín Fierro (1), José Hernández se refiere a un inglés: 

Hasta un Inglés sanjiador 
Que decía en la última guerra, 
Que él era de Inca la perra 
Y que no quería servir, 
Tuvo también que juir 
A guarecerse en la Sierra.

Como puede habla castellano el inglés que evoca Leopoldo Lugones en la ”Oda a los ganados y las mieses” (2). No obstante, ejerce una beneficiosa influencia en los ganaderos a los que aconseja: 

lo cierto es que en su media lengua trajo 
artes y ciencias que el paisano ignora. 
El transformó los bárbaros corrales, 
las torpes hierras, las feroces domas, 
y aseguró en las chacras invernizas 
que al pronto parecieron anacrónicas, 
forraje fresco a los costosos padres, 
que entienden sus maneras y su idioma.

En su poema “En el día de la recolección de los frutos” (3), Alfredo Bufano evoca a la inmigración inglesa, relacionándola con el tendido de los ferrocarriles: 

Hombre rubio de la isla de Kipling 
que llenaste de sierpes de acero nuestra vasta heredad, 
y que hendiste los aires con fragores de ruedas 
y de émbolos y dínamos en hondo trepidar 
y que llevaste el himno ronco de las locomotoras 
por toda nuestra ubérrima 
fecunda y proteiforme inmensidad.

Notas 
1 Hernández, José: Martín Fierro. Buenos Aires, CEAL, 1979. (Capítulo, vol. 23). 
2. Lugones, Leopoldo: “Oda a los ganados y las mieses”, en Antología poética. Buenos Aires, Espasa-Calpe, 1965. 
3. Bufano, Alfredo: “En el día de la recolección de los frutos”, en Para todos los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino. Buenos Aires, Clarín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.