domingo, 6 de marzo de 1988

TODOS RECORDARON A CASANDRA

por Antonio Aliberti. Primer Premio 20 aniversario de la Fundación Argentina para la Poesia. Fundación Argentina para la Poesia. Buenos Aires. 1987. 58 pp.

Por supuesto, no es la mujer la única protagonista de estos bellísimos poemas, pero sí es una constante en todos. En primer lugar, recordamos a la madre, tierno refugio ante la azarosa vida cotidiana; "acariciame la frente/ no me dejes salir”, le pide. Pero la verdad lo reclama; los hijos necesitan que él se instale en su presente de una vez por todas.
La relación de pareja es evocada en "Las dos vidas”, el amor entre “dos que comparten el pan y la rutina"; en este poema aparece el ansia de no perder la individualidad, ya que asi
será mayor el aporte que cada uno hará, con sus fantasias y sus sentidos, al crecimiento mutuo.
"Ella" es la composición en que Maria Rosa Lojo, autora de la nota critica, ve tambien a la madre. Hay una vuelta a la infancia, ya que -comenta la estudiosa- "propone un viaje a contracorriente del tiempo en busca del origen, el rostro sin ultraje, la inauguración de los dias".
La figura femenina es asociada tambien a la magia del lenguaje; sólo que nombrar equivale a mentir, significa una relacion efimera con las cosas sin adentrarse en su esencia: "los ojos se refugian en una fragua/ donde silencio y vacio no han nacido". Y qué es Casandra, al fin y al cabo, sino una mujer profética que advierte sobre los peligros que·se ciernen, una mujer que en la poesia de Aliberti cobra nueva y magnifica vida.

(EL TIEMPO, Azul, 6 de marzo de 1988) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.