sábado, 10 de enero de 1987

INMIGRANTES EN LA PATAGONIA

por Julian Ripa. Buenos Aires, Marymar, 1987. 164 pp. 

Inmigrantes en la Patagonia es la tercera obra de Julian Ripa, maestro y abogado pampeano; al igual que las anteriores, integra la Coleccion Patagonia que dirige Nestor Tomas Auza. Las primeras, tituladas Recuerdos de un maestro patagonico y Recuerdos de un abogado patagonico, recogen sus experiencias durante el ejercicio de sus profesiones; su nuevo libro, en cambio,se ocupa de las historias de aquellos que llegaron a la Argentina en busca de bienestar y prosperidad, aunque tambien encontraremos en estas páginas el relata de lo acontecido a un joven aleman, a quien la inminencia de la primera guerra 
mundial impidió retornar a la patria. 
"Los inmigrantes fueron, y siguen siendo, heroes ignorados -afirma Ripa-, artifices oscuros de este sur lejano"; a ellos dedica su obra, a los vascos, franceses, yugoslavos y nativos de otros paises que intentaron, con la sola ayuda de sus manos, procurarse un futuro mejor. El lector se preguntará si Ripa ha olvidado a los galeses, una comunidad tan importante; no los incluye -explica- ya que las circunstancias en que se instalaron fueron diferentes. Ellos vinieron en comunidad y se ayudaron mutuamente, solucionando entre todos los inconvenientes que se presentaban. Los extranjeros retratados por el autor no gozaron de esta misma ventaja. 
El tema de la inmigracion no es nuevo en nuestras letras: ha sido tratado por autores de singular importancia, desde la generacion del 80 hasta nuestros dias. En tan amplio panorama, sin embargo, la obra de Ripa se destaea por una particularidad: la forma en que esta escrita. No es una novela, tampoco es una serie de reportajes; podriamos decir que comparte los dos generos. Ripa aparece en los relatos como un personaje que nos remite al presente en el recuerdo de hechos acontecidos a principios de siglo. Su relacion con los entrevistados dista mucho de ser una obligación impuesta por su vocación de escritor; en todo momento se percibe la admiracion que profesa por ellos, por la temeraria aventura que emprendieron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.