jueves, 10 de julio de 1986

CARROZA Y REINA

por Isidoro Blaisten. Buenos Aires, Editorial Emecé, 1986. 219 pp. 

Ocho cuentos componen la ultima obra de Blaisten, premiada en el Concurso Literario de la Fundación Fortabat. Salvo el primero de ellos, ambientado en la provincia de Entre Ríos, los cuentos tienen por escenario la urbe porteña, conjunto de diferentes submundos a los que el escritor se acerca con el afán de retratarlos. Esta temática brinda al cuentista la posibilidad de hacer gala de los dones que caracterizaron desde el comienzo a su narrativa: la capacidad de observacion y la critica, más o menos irónica, de las manías que padecemos. En los cuentos puede advertirse –destaca Jorge B. Rivera- “su rara destreza para amalgamar ironia, grotesco, observación lingüística, poesía, peripecia cotidiana e intuición de zonas inquietantes (casi perversas) de nuestra conducta individual y social". 
Las narraciones surgieron a la luz de un postulado que Blaislen explicita en las páginas finales del libro, tituladas “Epílogo y otras maneras", donde detalla sus actividades de los ultimos tiempos y esboza una explicacion del origen de la obra laureada. Refiriéndose a su concepción de la creación, afirma que su forma de entender la literatura "implica una aceptación y un acatamiento: la de ser un mero secretario de los hechos, su desolado amanuense". Hechos, personas y lugares desfilan ante el cuentista, quien los inmortaliza con la impasibilidad del cronista cotidiano. Ni gestas heroicas ni dramas desgarradores, sólo la vida, nuestra vida, campea por las páginas.
El ultimo de los cuentos, que da nombre al volumen, es un exceiente cuadro costumbrista; evoca, como el titulo lo indica, el desfile de carrozas de Boedo y los inconvenientes que se suscitaron en aquelia oportunidad. El relato, basado en la realidad, cuenta entre los personajes a conocidos del autor, que compartieron el acontecimiento; es -señala Blaisten- "un homenaje a esa vieja esquina de San Juan y Boedo", escenario de una victoria lograda merced al esfuerzo vecinal. 
"A las seis de la tarde" presenta a Jorge Hilario Tavares, veterano periodista abocado a la difícil tarea de comentar un libro que no ha leído; conocedor de lo que se espera de él, comienza a hilvanar una serie de frases perfectamente adaptables a cualquier obra, cuando un extraño sonido lo detiene: la máquina escribe sola. Y no sólo escribe, sino que se ha convertido en un juez implacable y cruel, que le muestra despiadadamente la situación en la que se encuentra. Las mujeres que lo amaron han envejecido, sus sonetos no interesan a nadie, sus conferencias fueron un fracaso... Tovares entabla un diálogo que, aunque lo hiere, le interesa; su vida entera transcurre en unos pocos segundos, revelando mayor cantidad de errores que de aciertos. 
Las calles de San Telmo y Flores son el escenario en el que transcurre la accion de "La ultima decoracion", historia de una familia que se encuentra sometida a los tiránicos mandatos de la moda, encarnada en el arquitecto encargado de la adaptacion de ideas europeas al ambiente porteño. Exageradas hasta provocar la abrumadora sensación de algo cíclico, las desventuras de la familia se suceden, en su deseo de destacarse por su distinción y novedad. Pero, al final, se vislumbra la posibilidad de algo no tenido en cuenta: la intervención de un personaje nefasto a quien podrían deberse, en gran medida, los infortunios. 
"Beatriz querida" es un cuento de confesada raigambre borgiana, Así como Borges se inspiró en una Beatriz famosa, Blaisten se inspira en la amada del protagonista de "El Aleph". Ante la imperiosa necesidad de cumplir con una obligación, el personaje inventa una historia ajena –cree él- a la realidad; pero, misteriosamente, lo real y lo ficcional se entrelazan, a traves de la escritura y la pintura. Perdido todo limite, los personajes se corporizan, gozando de existencia propia. 
En muchos de los cuentos aparece la alusión a la literatura y a la actividad creadora, ya sea a partir de quien la ejerce o de quien la critica. Al respecto merece recordarse "El tiempo que ni vuelve ni tropieza" -cuento que toma su titulo de un verso de Quevedo-, en el que asistimos a la demoledora evocación de poetas admirados por los comensales de una flesta. “Permiso, maestro" plantea la confusa relación entablada entre un teorizador de la literatura y alguien que intenta, tímidamente, ejercer sus dotes creativos; la contienda terminará, como podría suponerse, con la victoria del erudito sobre la espontaneidad del escritor, enviado para corroborar una antigua enemistad. En "Te estare esperando", el cuentista toca el tema de las lecturas -tema caro a las letras de todos los tiempos- y de su efecto en las personalidades influenciables. En este cuento, se trata de una señora aficionada a los libros que le permiten llevar una vida absolutamenle diferente de la que lleva; Blaisten trata el tema con desenfado, poniendo sobre el tapete las singulares características de la protagonista. 
Por ultimo, el tema de la muerte, del tiempo y de las vidas paralelas es abordado por el escritor en "Lotz no contesta", cuento que describe con desesperante exactitud la angustia que invade a un hombre cuando algo malo está sucediendo. 
Ocho cuentos, ocho formas de encarar una sociedad, un lugar, una epoca; precedidos por un epigrafe acertadamente elegido, cada uno de ellos constituye una nueva expresión de un autor consciente de su talento. 

(LA NUEVA PROVINCIA, Bahía Blanca, 10 de julio de 1986)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.