viernes, 15 de julio de 2016

PARQUE LEZAMA

una obra de Herb Gardner, adaptada y dirigida por Juan José Campanella.

Protagonizada por Luis Brandoni y Eduardo Blanco, "Parque Lezama" es una comedia que cuenta la improbable amistad de un histórico militante del partido Comunista y un eterno cultor del "no te metás". Entre sus charlas llenas de carcajadas, ternura y emoción, y los conflictos con personajes del parque y sus propias familias, Antonio Cardoso y León Schwartz van viviendo en carne propia la lucha sin fin entre el cambio y el mundo.

jueves, 7 de abril de 2016

El sol detrás del limonero


En este libro, Ángela Pradelli retoma los pasos de su abuelo y regresa a Peli, Italia. En busca del viento del origen, de los misterios nunca resueltos.

jueves, 17 de septiembre de 2015

Nuevo libro de María D’Alessandro

Quando ancora non sapevo né leggere né scrivere
Cuando aún no sabía leer ni escribir
María D’Alessandro
Buenos Aires, Ediciones El Escriba, 2015.

Una escritora culta y sensible encara la tarea de recordar, y el recuerdo, aunque doloroso, se transforma en páginas plenas de verdades. Cuanto dice María es lo que ha vivido, lo que la ha marcado, y lo que la ha hecho el maravilloso ser humano que es, tan querido por tanta gente…
Las vivencias aparecen en esta obra en un juego de claroscuros: huir de la guerra, pero dejar su tierra; tener ropa que ninguna hermana ha usado antes, pero no volver a ver a su tía, a su abuela. Pervive en ella el deseo de regresar. Y así, oscilando entre una y otra, va pasando los días, los meses, los años. Hasta que llega el amor y la ata a la nueva patria, y llega con él la certeza de que todo tiene un motivo, de que tanto dolor tiene recompensa.
Una carta premiada y varios poemas, en una edición bilingûe muy cuidada por Silvia Buendía, de Editorial El Escriba, nos aproxima al alma de la ítaloargentina tan reconocida aquí y allá, cuyos méritos destaca el Profesor Vito Moretti en el prólogo que le escribe. Y si hay algo que me impacta en los textos de María - muy especialmente en éste- , es su capacidad para encontrar la imagen justa, como cuando dice: “Los abrazos que parientes y amigos nos prodigaron/ (…) a medida que la nave se alejaba, iban cayéndose/ como hojas que la distancia marchitaba/ como raíces arrancadas por la crecida”. Qué versos! Lo dejan a uno sin palabras! Ojalá muchos puedan leerlo en el idioma original; es increíblemente bello, enormemente cierto.

viernes, 3 de julio de 2015

Las cigueñas tienen dos hogares


No cabe duda de que Susana Slanina es muy afortunada. Es poeta, es pintora y une en sí misma la raiz checa y el presente argentino. De esta conjunción sólo podía surgir una obra tan bella como la que presenta, escrita desde el pasado, reelaborado y asimilado para un fecundo presente y un luminoso porvenir.
Ella nos habla acerca de la temática del poemario: “Este libro surge de las experiencias vividas desde la infancia en Buenos Aires hasta el reencuentro con parte de la familia en la República Checa, con compañeros de inmigración de padres y abuelos en el Chaco, y de la participación en las actividades de la colectividad checa en Argentina. Desde una perspectiva sin idealizaciones los poemas revelan emociones, costumbres, paisajes argentinos y europeos. Pero especialmente tratan sobre todos los hombres y mujeres que buscan vivir en paz en cualquier lugar que su tiempo los encuentre”.
Acompañados por las espléndidas imágenes creadas por Suna, los textos abordan los momentos que la han marcado, y se refieren a personajes y paisajes. Algunos - como el abuelo - fueron una fuerte presencia en la infancia, y dejaron un legado perdurable. A otros, los frecuentó de adulta, y pudo forjar un vìnculo que superó el tiempo y la distancia.
Con estilo despojado e intenso, pleno de imágenes visuales, evoca momentos alegres y amargos, lugares vislumbrados en momentos de temor o de placidez. Todo ello con maestría, logrando páginas en las que brilla la perfección de quien ha repasado una y otra vez, con profundo amor, cada línea, cada pincelada.
Y hay más: hay muchas frases que saltan a la vista por sí solas, como aforismos, destacándose por su sabiduría y concisión. “Uno deja su hogar,/ y el hogar nunca lo deja a uno”, escribe al referirse a la emigración. Y con emoción, en “El corazón reparado”, celebra el reencuentro: “volveremos a partir/ pero ya no estamos perdidos”. Entre uno y otro instante, una amplia gama de sentimientos, con los que podrán identificarse hombres y mujeres de todas las latitudes, revive en estos poemas que homenajean a sus mayores, a nuestra tierra y a los lazos que saben forjar quienes crecen incorporando vivencias, abriéndose a nuevos horizontes.

Susana Slanina (Suna) nació en Buenos Aires en 1954. Es poeta y artista plástica, con dedicación exclusiva hace algunos años. Sus últimos trabajos reúnen poesía y pintura. Sus padres y abuelos son de origen checo. Con anterioridad a la publicación de este libro expuso en Adrogué un conjunto de 23 obras referidas a la migración. La familia materna llegó a Argentina en 1936, la paterna un par de años antes. Ambas familias y otras cercanas continuaron aquí su relación y se integraron completamente en la vida de este país. De esta historia nace la vivencia de tener en el mundo dos lugares de identificación. De dos continentes enlazados brota la convicción de que el olvido del origen nos hace extraños aún para nosotros mismos.